Un mueble nuevo siempre le da una mejor imagen a cualquier espacio, pero las manchas y suciedad pueden arruinar ese efecto mucho más rápido de lo que te imaginas. Por eso, los expertos de MACOPSA te dan unos consejos para evitar que eso ocurra.

1.- Cepilla y sacude tus muebles de manera regular y aspíralo al menos una vez a la semana.

2.- Limpia las manchas cuanto antes porque mientras más tiempo pase será más difícil sacarla. Las telas absorben las sustancias y eso complica todo. Si la mancha es demasiado grande échale un poco de talco para que este se impregne de la grasa. Cepilla suavemente y retira el talco después de dejar en reposo durante 30 minutos.

3.- Hay manchas más difíciles que otras, entre ellas las del café y sobre todo el chocolate. En estos casos te recomendamos mezclar agua oxigenada con agua natural y una gota de amoniaco para limpiarla.

4.- Evita que les de la luz del sol de manera prolongada ya que esto decolora el tapiz. Si puedes, cambia de lugar tus muebles, pero de no ser posible cierra las cortinas al menos en las horas de más sol.

Con estos consejos seguramente tu sala durará mucho más tiempo luciendo espectacular. Recuerda que, aunque cuides adecuadamente tus muebles, es necesario hacer una limpieza profunda una vez al año.

En MACOPSA contamos con las herramientas y el personal para ayudarte con esta tarea, llámanos.